Comenzamos esta travesía de Frother en un viaje. Es así. Las cosas más lindas suceden cuando estamos activos, haciendo algo. Habíamos decidido viajar para estudiar y con mucho esfuerzo, optamos por ir a Barcelona. ✈️ 🇪🇸 Esa bellísima ciudad catalana, donde florecen las startups como el buen arte modernista.

En BCN

Barcelona es un centro super cosmopolita con la mejor combinación playa + montaña, 😌👌🏼 y una mezcla similar del mundo latino + europeo. Así partimos, como pareja de 1,5 años de casados, con mucha ilusión. Ambos convencidos de ir, capacitarnos, y volver a trabajar a Paraguay. 

Un encuentro con: Amigos, Itiel Arroyo y Dani Zoppetti
estudio bíblico en nuestro piso en Barcelona. con Amigos, Itiel Arroyo y @Zoppevlogs

Fue en  Barcelona donde esta idea ambiciosa de Frother nos encuentra. En el mismísimo mes que llegábamos. Y todavía nos quedaban 10 meses para volver! 😱😅 Como pensaría cualquier persona un poco más tranquila, podíamos esperar y “enfocarnos bien” en desarrollar el proyecto a nuestra vuelta. 🇵🇾

Pero digamos que la tranquilidad no es algo que nos caracteriza 😆, así que no había forma de dejar en pausa la idea hasta nuestro regreso. 😅 

Sin excusas, decidimos lanzarnos a emprender el desarrollo del app. 📲 Y en paralelo, trabajábamos para clientes en Paraguay para sostenernos; estudiábamos un máster cada uno; y comenzábamos paso a paso el proyecto. 💪🏼😅 Sí, los fines de semana descansábamos. A veces.

Formando Equipo

Ezequiel es un excelente diseñador. Es muy bueno optimizando la estética de todo. Sin pensarlo 2 veces, él dirigiría el diseño de Frother App. Por otro lado, Sofi redacta y construye proyectos. Es muy buena también dibujando esquemas. Le apasionan los colores y enloquece de una forma positiva al trabajar con la juventud y los adolescentes. Así, juntos, trabajarían la parte del diseño y las funciones de la plataforma. Faltaría una piedra fundamental: el desarrollo.

Aquí comíamos, vivíamos, trabajábamos y iniciábamos Frother

Ya que iniciábamos el camino en un mundo nuevo probando cosas nuevas, pensamos: “¿Y si buscamos algún desarrollador nuevo? 🗺️ 👀 ¡Debe haber algún buen programador en Internet!” Y teníamos experiencia de trabajar con desarrolladores de Paraguay y otros países. Así que levantamos la idea y probamos en una plataforma web para contratar a personas por proyectos concretos y pagarlos por hora. Probamos varias personas hasta dar con el equipo que más confianza nos brindaría, y con quienes trabajamos hasta hoy.

Ellos son de India. 🇮🇳 Harry y su equipo (son +7 personas) se conectan todas las semanas con nosotros. Nuestras reuniones suelen ser a las 07 am hora paraguaya, 4:30 pm hora india. ⏰ En el último año y medio aprendimos la importancia de la comunicación.  Por supuesto, todo se da en inglés. El desarrollo total de la app lo hicimos en inglés, y lo tradujimos al español. Nuestro enfoque se encuentra en brindar esta herramienta al mundo hispano. Así que de alguna manera, el trabajo es doble.

No podemos describir en palabras nuestra duda/incertidumbre/crisis cuando enviábamos por primera vez dinero a Harry en India. 🙊🙊🙊 Nos pedía US$ 1.800 para un primer trabajo concreto: el wireframing (un esqueleto muy básico de las funciones del app).

Dudábamos: ¿Qué hacemos si esta gente no nos contesta más? ¿Y si se quedan con el dinero y no realizan el trabajo?

Por supuesto no nos quedaría más de dinero luego de este envío. 💸 Era absolutamente todo lo que teníamos ahorrado. Y ahí volaba como decían en España toda “la pasta” (el dinero), en una transferencia instantánea de PayPal. 😰

Wireframe de Frother 1.0
el primer Wireframe de Frother

Gracias a Dios y a los indios, seguimos en pie. 🙌🏼 No nos han defraudado… Y seguimos aprendiendo a trabajar cada día a la distancia. A veces las conversaciones se distienden un poco, y charlamos de comidas típicas o bailes de la India o de Sudamérica. 🥙 🕺🏼 Los trabajos con personas de múltiples países tienen eso… Podemos apreciar las diferencias socioculturales!

Y no sólo fuimos añadiendo a personas de India al proyecto. 💪🏼💪🏼💪🏼 En nuestro camino de emprender, aprendimos a aliarnos a personas que admiramos. Porque nadie puede ser experto en todo. Es más que necesario hacer equipo con quienes tienen destreza en sus respectivas áreas. Nos reunimos siempre a distancia 🖥️ o en un café ☕ con muchas personas cada semana, para recibir su consejo en diseño, en psicología, en pastoral juvenil, en administración y más. Todo el detalle para otro capítulo. 😀

Luego de 1 año y medio de intenso trabajo, llegó el día: El 09 de julio de 2018 y recibimos luego de varios intentos, un mail: “The following app has been approved for the App Store: Frother App.” (La siguiente aplicación ha sido aprobada para App Store: Frother App). (Más arriba, Harry 👳🏽‍♂️🇮🇳 celebrando con una danza de India) .

“The following app has been approved for the App Store: Frother App.”

En Panamá. Retiro de e625 (Agosto 2017)

Habíamos querido lanzar el app en Agosto de 2017, hace un año, con sólo 6 mesecitos de trabajo. (Ahora pensamos: QUÉ BUENO que nadie vio esa versión del app!). 🔙 💪🏼😅 Pero luego entendimos que más valía seguir trabajando, optimizar y salir con un producto mejor, probado y aprobado. 🙌🏼 Así son las subidas y bajadas del emprendedor.. puros y duros golpes de ansiedad entre lo que uno espera y lo que uno consigue.

Sabemos que aún nos queda mucho por mejorar, y eso haremos! Pero de esto estamos convencidos: tontos nosotros, que creíamos que viajábamos sólo para estudiar y volver a nuestra rutina. 🤓😝 Dios verdaderamente tenía otros planes… He aquí: Frother App!
Disponible para su descarga gratuita en AppStore desde el 09 de julio de 2018.